Ad
Ad
Ad
Ad
Estilo de Vida

Mujer en estado de coma despertó con la visita de su perrito quien luego murió

Este caso tiene desconcertados a los médicos: una mujer en coma recibió la visita de su perro y despertó, pero su mascota luego murió

Ad
mujer-en-estado-de-coma-desperto-con-la-visita-de-su-perrito-quien-luego-murio

Dino, un perro criollo de 12 años, dio la vida por su ama, o al menos eso cree María Paula Aristizábal, hija de Myriam Bedoya, una mujer de 68 años que sufrió un accidente cerebrovascular, y estuvo muy grave de salud en una UCI del Hospital Universitario Nacional (HUN), en Bogotá.

Al tiempo con la enfermedad, su perro también desmejoró de salud y murió días después del regreso de su dueña a la casa.

“Dino entregó su vida a mi mamá. El deterioro del perro fue muy notable desde el mismo día que a ella le pasó esto”, recuerda María Paula.

Todo comenzó después de una visita a Viotá, Cundinamarca. Myriam, que además es hipertensa, llegó a la fría Bogotá y un fuerte dolor se instaló en la parte de atrás de su cabeza. Pérdida de conocimiento y parálisis de una parte de su cuerpo desencadenaron un derrame.

Lo de Myriam era tan grave que debieron inducirla al coma, intubarla y trasladarla al Hospital Universitario Nacional de Colombia. En ese centro hospitalario no se notaba ninguna evolución y había que tomar una decisión.

“Los médicos nos pusieron dos panoramas: mandarla a un centro de crónicos como estado vegetativo o ponerla en techo terapéutico, es decir, dejar que se fuera por muerte natural”. María Paula y su papá sintieron que desahuciaron a su ser más querido, sin embargo, en familia se decidieron por el techo terapéutico.

Dino visita a su ama en el hospital

En una de las ‘revistas médicas’ de la mañana, a María Paula y a su padre se les ocurrió que el único que faltaba por visitar a Myriam era su mejor amigo. Tal vez era una forma de aceptar que el adiós podía llegar.

Con la venia de los doctores y como si fuera la cita más especial, a Dino lo prepararon, le pusieron su chaleco más bonito y lo llevaron a la unidad de cuidados intensivos del HUN. Su colita se movía bajo la mirada enternecida de los pacientes. Al llegar a la puerta donde permanecía inmóvil su dueña, se encontró al equipo médico.

Myriam no reaccionaba a ningún estímulo, ni siquiera a las caricias de su esposo o de su única hija. Lentamente, caminó hasta la cama, olfateó todo a su alrededor. Autorizaron que se subiera a la cama. Dino lamió a su dueña muy cerca de donde su cuerpo se conectaba a los aparatos que la ayudaban a mantenerse con vida y, orientado por María Paula, lo acercaron a su mano y el milagro sucedió.

“Mi mamá intentó agarrar la manito de Dino. Reaccionó”. Los médicos y el personal de salud presentes lloraron.

Al otro día, Myriam abrió los ojos. Superó un coma de más de 15 días, fue operada de una gastrostomía y traqueostomía, y trasladada a una habitación.

Perrito muere luego de visitar a su ama en coma

Cuando regresaron a casa, Dino no era el mismo. Estaba débil, con problemas musculares más agudos de lo normal por su edad, no podía levantar sus patas para orinar, ni subir escaleras y mucho menos comer sin ayuda. Después de 52 días del regreso de Myriam, Dino fue encontrado sin vida en el primer piso de la casa. María Paula confirmó su teoría: el perro murió para que su mamá no lo hiciera. Incluso, dice que sigue presente en la casa y que cuando ha hablado de él una mariposa blanca se posa cerca de ella. “Dino es un ángel que sigue haciendo de las suyas”.

 

Temas Relacionados:

Ad
Siguenos en Google News