Un estudio reciente afirma que el exceso de grasa en el abdomen puede traer muchos daños para el ser humano, desde problemas del corazón hasta una muerte prematura.

Según afirma Romina Pereiro, licenciada en Nutrición, es importante tener en cuenta nuestras medidas para evitar problemas cardiovasculares, diabetes, hipertensión y colesterol elevado.

No dejes de ver: Un gato gigante causa conmoción entre los habitantes de Tokio

¿Qué tal peligroso puede llegar a ser sufrir de exceso de grasa abdominal?

Según expertos, el problema radica en que la grasa del vientre no solo se ubica en una capa justo debajo de la piel, sino que también está al interior del abdomen, alrededor de los órganos internos. Es decir que no solo se trata de una inconformidad estética para algunos, sino que es un problema para la salud al que se le debe prestar atención.

Entre los problemas que pueden sufrir las personas que tienen exceso de grasa en su abdomen, se encuentra la cardiopatía, diabetes tipo 2, hipertensión, colesterol alto y problemas respiratorios. Así mismo, son muchos los expertos que aseguran que cualquier enfermedad en una persona que sufre de sobrepeso, puede ser mucho más peligrosa.

Mira también: Colombia, ¿país de gordos?

Por otro lado, el estudio también afirma que un vientre con exceso de grasa también está relacionado con un mayor riesgo de muerte prematura. Expertos aseguran que en el caso de las mujeres, una cintura muy grande aumenta el riesgo de morir a causa de una enfermedad cardiovascular.

¿Cómo saber si se tiene exceso de grasa abdominal?

Los expertos aseguran que lo ideal es medir la cintura, justo a la altura del ombligo, y tener en cuenta que no debe superar los 90 centímetros en caso de las mujeres y los 100 en los hombres.

En caso de que superes esta medida, es momento de iniciar un cambio en tu forma de vida, no solo en los alimentos que consumes sino también en tus actividades diarias.

No dejes de ver: No es el cloro: la desagradable razón por la que se ponen los ojos rojos durante la piscina

Es importante tener en cuenta que cada centímetro que se logre bajar, muchas veces equivale a un kilo de peso perdido. Entonces empieza a disminuir las grasas, azúcar y alcohol de tu dieta y consumen más frutas, verduras y semillas. Recuerda siempre llenar tu plato de verduras.