La historia de Alexa Collins es objeto de polémica, ya que la modelo asegura que dejar la universidad le permitió enfocarse en su trabajo en redes sociales, logrando ganar a los 25 años de edad su primer millón de dólares.

La decisión la tomó cuando tenía 21 años, aunque admite que sus padres estaban enojados cuando abandonó sus estudios.

 

«Mis padres no estaban muy contentos con eso. Debido a su generación, no entendían qué era Instagram o el poder de las redes sociales», explicó Collins.

La mujer oriunda de Florida, Estados Unidos, ahora tiene 1.2 millones de seguidores en Instagram y es la orgullosa dueña de una enorme casa con piscina.

«Mi novio Tom y yo incluso compramos una casa juntos. Es una casa de cuatro habitaciones, tenemos una piscina en el patio trasero. Es realmente agradable y es nuestra primera casa, así que estamos emocionados», agregó en su entrevista con The Sun.

Su historia de éxito

Alexa lanzó su Instagram en 2014 e inmediatamente lo trató como un negocio. «En ese momento no lo veía como un trabajo de tiempo completo, siempre pensé que sería algo adicional, pero sabía que Instagram era la forma en que iban a ir las cosas», dice.

Publicidad

 

 

La modelo cuenta que comenzó a modelar cuando tenía 18 años, usando las imágenes de la sesión de fotos para construir una presencia en internet, algo que tampoco le gustó a sus padres, quienes estaban decididos a que estudiara.

«Cuando dejé la escuela secundaria, estudié comunicaciones en la universidad durante tres años, pero decidí tomarme un año de descanso antes de graduarme, y nunca volví», confiesa Collins.

Aunque sus progenitores insistieron, ella se mantuvo firme y les dijo: «chicos, tienen que escucharme, entiendan que esta es la nueva era y lo que voy a hacer. Estaba muy segura de entrar en eso y resultó estupendo».

Su secreto

A la creadora de contenidos le tomó tres años ver un gran crecimiento en su negocio, fue en ese momento que decidió dejar la universidad. «Me di cuenta de que esto era lo que quería hacer».

«Necesitas unos 50.000 seguidores para empezar a ganar dinero, ahí es cuando te conviertes en un microinfluencer».

 

 

Desde ese entonces trabaja con grandes marcas como PrettyLittleThing, Fashion Nova, Urban Decay y Tart Cosmetics.

Alexa Collins explica que su número de seguidores creció al ofrecerles dos publicaciones al día, hablando con ellos en los comentarios y «documentando cada cosa que estaba haciendo».

«Eso ganó interés. La gente quería ver, así que comencé a publicar más sobre mi vida, mi rutina, cómo voy a sesiones de fotos y creo contenido».

Hoy en día, Alexa vive una vida de lujo: viaja por todo el mundo y llena su guardarropa con bolsos de diseño de Prada, Dior y Saint Laurent.