“La puerta está desbloqueada. Encuéntrame inclinado, con los ojos vendados, lubricado. Puedes ser anfitrión”, fue uno de los mensajes que recibió un hombre sobre ‘Kink’, una nueva forma de disfrutar del sexo casual.

Este fetiche ha encendido las alarmas en países como Reino Unido, donde se ha convertido en una tendencia que puede terminar en actos de violencia o enfermedades de transmisión sexual.

¿Por qué es peligroso? Según medios como Vice, la propuesta consiste en dejar la puerta entreabierta para que un extraño entre a la casa y tenga sexo con una persona con los ojos vendados, de forma que puedan intimar sin conocerse su identidad.

El método está ganando popularidad en aplicaciones de citas como Grindr, principalmente entre hombres homosexuales.

Para algunos, como Dan Thomas, un hombre homosexual de 32 años, estas conexiones anónimas aumentan la emoción.

El sujeto narró a Vice sus experiencias cuando vivía solo. Según él: “primero, está la emoción de escuchar la puerta, y luego, cuando tienes los ojos vendados, los otros sentidos se intensifican, por lo que los sonidos y los olores son los que me excitan”.

Otras personas consultadas señalaron que no necesariamente se tapan los ojos, solo dejan la puerta entre abierta y verifican con quién van a tener relaciones.

Tommy, de 23 años de edad y residente en Londres, afirmó que nunca se ha sentido inseguro y, aunque suele pedir fotos de las caras, admite que “si parecen cuerdos y solo quieren enviar fotos de cuerpo, entonces está bien”.

Ojo con la seguridad

Ian Howley, director ejecutivo de la organización LGBT Hero, aseguró que ha escuchado historias de agresiones sexuales por estos juegos de roles.

No obstante, agrega que es “muy raro” que pase, pero enfatiza en la importancia de que ambas partes sean conscientes de los riesgos. “Estén seguros de tener su celular cerca y, en caso de una posible alerta, dejar la ubicación a una persona de confianza”.

Eso sí, el directivo no quiere estigmatizar el ‘Kink’, solo pide “establecer límites, hablando abierta y honestamente sobre lo que ambos quieren”.