Si alguna vez has notado que, a pesar de hacer ejercicio, tomar agua y alimentarse saludablemente, no adelgazas y en su lugar subes unos kilitos, lo más probable es que tengas algunos hábitos que te hacen engordar sin darte cuenta.

En la actualidad, son muchas las personas que han adoptado hábitos saludables, no solo para tener un buen aspecto físico, sino para mantener un buen estado de salud.

Sin embargo, hay quienes cometen errores sin darse cuenta y alejan la meta que se han propuesto. En este artículo, trataremos algunos puntos que pueden estar influyendo en que no adelgaces; no obstante, debes acudir con un médico para que te dé un diagnóstico más acertado sobre por qué no bajas de peso.

¿Qué hábitos te hacen engordar?

Foto: istockphoto

No desayunar

Foto: istockphoto

El desayuno es muy importante ya que te da la energía necesaria para empezar a asumir los retos del día a día, por lo que saltárselo hará que tu cuerpo empiece a producir grasa y el metabolismo se enlentecerá para evitar que el cuerpo se empiece a descompensar.

Esta primera comida del día se debe hacer al menos en la primera hora después de despertarse y debe incluir un carbohidrato, proteína, leche y fruta. Si por tiempo se te hace difícil preparar la comida, un batido de proteína con fruta te funcionará.

Estrés

Foto: istockphoto

Uno de los principales enemigos a la hora de bajar de peso o adelgazar. Cuando una persona se estresa desequilibra los niveles de azúcar de la sangre aumentando así las ganas de ingerir alimentos muy calóricos a pesar de no tener hambre.

No dormir bien

Foto: istockphoto

El insomnio puede aumentar el estrés, esto lleva a que tengas malos hábitos alimenticios o de vida que subirán varias tallas de su cuerpo.

Comer en platos grandes

Foto: istockphoto

El dicho “todo entra primero por los ojos” es muy cierto, ya que por instinto llenarás el plato de comida y lo que ves te ayudará a saciarte.

Cambia los platos grandes por pequeños así las porciones se reducirán y empezarás a notar buenos resultados en la báscula.

Comer rápido

Foto: istockphoto

A la hora de comer se debe hacer con calma ya que esto ayudará a que te llenes más rápido y sientas saciedad por más tiempo. Cabe destacar que no debes consumir líquidos en las tres comidas principales (desayuno, almuerzo, cena) y puedes tomarte al menos 30 minutos para disfrutar del alimento.