¿Qué ocurre cuando un personaje de un videojuego escapa del algoritmo de sus creadores? La comedia de acción “Free Guy”, que se estrena en todo el mundo esta semana, explora la frontera entre lo virtual y lo real usando códigos de “gamers”.

 

La premisa recuerda a “El show de Truman” (1998), en la que Jim Carrey interpretaba hábilmente a un agente de seguros común y corriente que protagonizaba involuntariamente un cínico reality show sobre el que no sabía nada.

 

Dos décadas después, los gigantes de Internet sueñan con mundos paralelos que mezclen lo virtual y lo real. Y en “Free Guy”, el antihéroe, interpretado por Ryan Reynolds, es uno de los muchos personajes secundarios con los que a veces podemos interactuar anecdóticamente en videojuegos ultrarrealistas como Grand Theft Auto.

Todas las mañanas, Guy se levanta, saluda a su pez de colores, se quema la boca con un café demasiado caliente, ajeno a las explosiones y peleas que se producen a su alrededor.

 

Pero cuando finalmente toma su destino en sus propias manos, el engrasado mecanismo ideado por los creadores del juego se descontrola.

El director, Shawn Levy, comparó su película con “un antídoto para mucho de lo que hemos vivido” con la pandemia. “La película trata de la esperanza y de preservar algo de inocencia en medio de un mundo muy cínico”, añadió en una presentación esta semana en Nueva York.

 

Ya trabajando en la trilogía “Noche en el museo”, en la que esqueletos y animales disecados cobran vida por la noche, Shawn Levy juega con una galería de personajes conocidos de juegos como Fortnite, que debería encantar a los jugadores.

 

Con el telón de fondo de una historia de amor, la trama también se desarrolla al otro lado de la pantalla, en el espacio abierto del editor de videojuegos, donde, en un ambiente moderno y relajado, se permiten todos los trucos.

 

Además de Ryan Reynolds, el reparto incluye a Joe Keery, célebre por la serie “Stranger Things”, a Jodie Comer, famosa por su papel en “Killing Eve”, y a Taika Waititi como el jefe exaltado y ávido de beneficios.

Producida por 20th Century Studios, propiedad de Disney y distribuida por ésta, Free Guy está siendo muy promocionada en Estados Unidos y Shawn Levy no ha ocultado que se está considerando una secuela.