Aunque la moda de tatuarse con quemaduras solares —llamada «Sunburn Art»-— lleva años, las autoridades de la salud están preocupadas por la aparición de nuevos casos.

Resulta que algunos jóvenes están exponiendo su piel al sol para lograr llamativas figuras, sin importar que esta práctica pueda provocarles hasta cáncer.

De acuerdo con un informe del diario ABC de España, la tendencia surgió en los Estados Unidos, donde usan telas, pegatinas o plantillas para elaborar los tatuajes.

«Algunos lo han llamado ‘Sunburn Art’, pero sigue siendo igual de peligroso. No juegues con tu salud», advirtió la Guardia Civil Española en un trino reciente.

Repercusiones en la salud

Son varias las enfermedades que se pueden desarrollar por una prolongada exposición a los rayos UVA, advierten los dermatólogos.

Publicidad

El National Institutes of Health, por ejemplo, explica en uno de sus artículos que además de la quemadura, cuando los rayos UVA penetran la piel profundamente, la alteración en las celulas afecta los procesos que afectan el crecimiento y la apariencia.

Asimismo, la exposición de estos rayos puede dañar la elasticidad de la piel, engrosándola y envejeciéndola. «Cuando más se expone al sol, más se envejece su piel», afirmó el Dr. Barnett Kramer.

Pero sin duda, el riesgo más grave es el cáncer de piel, que sucede cuando los rayos UV dañan el material genético del interior, algo que sufren alrededor de dos millones de personas al año en el mundo.

Por eso, los expertos afirman que la única manera de prevenir esta enfermedad es limitar la exposición al sol, usar bloqueador y ropa protectora como gafas.