La compañía Dr. Seuss Enterprises suspendió la publicación y venta de seis libros de la famosa colección de Dr. Seuss, con la cual millones de niños estadounidenses han aprendido a leer, por considerar que algunos de sus dibujos eran racistas.

Los libros suspendidos “retratan a personas de una manera errónea e hiriente”, dijo la empresa en un comunicado publicado en su página web este martes, en el cumpleaños del escritor Theodor Geisel (1904-1991), más conocido como Dr. Seuss.

La empresa dijo que un panel de expertos, que incluye a educadores, revisó todo su catálogo y censuró estos seis libros con el objetivo es “apoyar a todos los niños y familias con mensajes de esperanza, inspiración, inclusión y amistad”.

En uno de los libros, dos hombres originarios de África aparecen con el torso desnudo, sin zapatos y vestidos con faldas de césped mientras cargan un animal exótico.

Foto: Dr. Seuss

En otro, los ojos de un personaje descrito como chino son pintados con dos líneas negras.

Publicidad

El hombre viste zapatos tradicionales japoneses y aparece con un bol de arroz y palillos. Como esta, existen más gráficas de este tipo.

Foto: Dr. Seuss

Decisión tomada

La decisión, que según la compañía fue adoptada el año pasado, azuza el debate en Estados Unidos sobre si libros que emplean términos racistas o tienen dibujos considerados racistas deben seguir siendo publicados y leídos en escuelas.

Los libros de Dr. Seuss, escritos en rima, han sido traducidos a decenas de idiomas y son leídos en más de 100 países.

En Estados Unidos Dr. Seuss, que promovió la tolerancia, y sus libros como “The cat in the hat” (El gato en el sombrero), con el famoso gato de sombrero a rayas rojas y blancas, y “Green Eggs and Ham” (Huevos verdes con jamón) son objeto de adoración (ninguno de ambos fue suspendido). C

Cada año, en torno a la fecha del cumpleaños de Geisel, las escuelas organizan un evento literario en el cual muchos niños se disfrazan de sus personajes.

En los últimos años, no obstante, la Asociación Nacional de la Educación que promueve el evento ha alentado una lectura más diversa, alejándose de los libros de Dr. Seuss.

Otros libros infantiles que han sido acusados de racistas por oenegés de Estados Unidos son los del elefante Babar y los del mono Jorge el Curioso.

A estos se suman las novelas de “La casa de la pradera” de Laura Ingalls Wilder y los cómics de Tintin.