Los médicos que recibieron al pequeño se encuentran sorprendidos al ver que el bebé tenía una cola humana de 12 centímetros de largo.

Un particular caso se vivió en el Hospital Infantil Albert Sabin, ubicado en Fortaleza, Brasil, tras el nacimiento de un bebé prematuro al que se le detectó una anomalía congénita rara que es muy poco común en las personas.

Según lo compartido por los médicos de dicha institución, el bebé tenía una cola humana de 12 centímetros de largo, la cual poseía una bola de grasa de 4 centímetros de ancho al final de esta y que no lucía bastante bien.

Ante el impacto de encontrar esta anomalía en el menor, los profesionales lo sometieron a varios exámenes y descartaron que este fuera algún tipo de tumor, motivo por el que decidieron cortarla.

“Las colas humanas son anomalías congénitas raras y describen protuberancias ubicadas alrededor de la línea media de la región lumbosacra cubierta por piel, que representan un rastro embrionario”, señalaron expertos en la salud a la revista Journal of Pediatric Surgery Case Reports.

Estos también afirmaron que los casos de una cola humana son muy poco frecuentes y, por lo general, no afectan el sistema nervioso de quienes nacen con ella ya que allí no se encuentra ningún tipo de hueso o tejido conectivo embrionario; además, destacaron que en la historia de la humanidad, por así decirlo, solo se han registro de 40 casos en total en las que se resalta esta malformación. 

A pesar de los estudios, aún se desconoce la causa exacta por las que se forman estas colas humanas.

Mira la imagen:

Foto: Journal of Pediatric Surgery Case Reports.