En los confines del interior de China, una réplica de tamaño real del Titanic empieza a tomar forma en medio de los campos, antes de recibir a turistas en un parque temático dedicado al mítico transatlántico.

De la obra saldrá una réplica del tristemente célebre barco que naufragó hace más de un siglo en el océano Atlántico, causando la muerte a más de 1.500 pasajeros y miembros de la tripulación.

“Es un proyecto muy complicado. Construimos un barco grande como un portaaviones”, afirma a la AFP Su Shaojun, creador de la iniciativa.

El precio de una noche de “crucero” en esta réplica del Titanic será de 2.000 yuanes (256 euros, 310 dólares).

 

 

Fotos: AFP

 

El costo del proyecto es de 10.000 millones de yuanes (1.200 millones de euros, 1.450 millones de dólares) y la inauguración está prevista a fin de año.

El Titanic fue en su época el mayor barco de pasajeros jamás construido.

Este mastodonte, considerado insumergible, sufrió el que es considerado el mayor desastre de la historia marítima.

Publicidad

Como el original, la réplica de Su mide 260 metros de eslora. Fueron necesarios seis años para construirla, el doble que el verdadero Titanic, un centenar de obreros y 23.000 toneladas de acero.

Todo, desde el comedor hasta las cabinas de lujo, pasando por los picaportes de las puertas, está inspirado del original.

Para mayor realismo, una verdadera máquina de vapor dará la impresión a los visitantes de estar realmente en el mar.

Antes de subir “a bordo”, los turistas atravesarán el parque en minibus, con fondo sonoro del inevitable “My heart will go on” de Céline Dion, banda original de la película “Titanic” con Leonardo DiCaprio y Kate Winslet.