Bajo el nombre de ´lunes resplandeciente´, las autoridades niponas buscan que los trabajadores mejoren su calidad de vida. La idea es que el primer lunes de cada mes se tomen la mañana libre con el objetivo de tener una mejor calidad de vida y a su vez recorten el número de horas extra que reportan al mes.

Aunque dicha propuesta no es obligatoria y está sujeta a las disposiciones de cada empresa, el ministerio de Economía realizó un experimento en el que le permitió al 30% del personal descansar un lunes en la mañana y «animado por los resultados, la institución ahora esboza planes para presentárselo al sector privado japonés», de acuerdo con la información reportada a la BBC.

También puedes leer: El triste significado de la popular celebración del futbolista Dele Alli

Este proyecto surge luego de que en febrero del año pasado se pusiera en marcha el «viernes premium», una campaña que pretendía que  los empleados descansaran el último viernes de cada mes y aprovecharan su tiempo libre para disfrutar de actividades al aire libre.

Sin embargo, cifras oficiales señalan que tan solo el 10% de los trabajadores se acogieron a la medida, ya que el último día de cada mes, los nipones tenían más trabajo de lo normal. 

Muertes por exceso de trabajo 

Las muertes por exceso de trabajo en Japón son más comunes de lo que se cree. De acuerdo con cifras del ministerio de salud, nada más en 2016 murieron 191 personas a causa de «karoshi», palabra que se usa para definir esta problemática. 

Publicidad

Además, el Instituto Nacional Japonéde Seguridad y Salud Laboral reveló que en 2017, hubo un incremento de suicidios en los trabajadores menores de 30 años. 

Por esa razón, el Parlamento de ese país aprobó en junio pasado un proyecto de ley que le pone un tope máximo a las horas extra que se pueden hacer al mes, el cual sería de 100. 

Y es que a pesar de las medidas preventivas, los casos por muertes relacionadas al exceso de trabajo siguen cobrando víctimas. Uno de los casos más conmemorativos es el de una reportera del canal japonés NHK, quien falleció en 2013 tras trabajar 159 horas extras al mes. 

Miwa Sado, de 31 años cubría el área política y en el mes en que falleció tan solo se había tomado dos periodos cortos de descanso. 

Puede ser de tu interés: Los celulares con mayor cantidad de emisiones radioactivas