¿A usted también le dijeron que el himno de Colombia era el segundo más bello del mundo?, ¿que solo era superado por la Marsellesa de Francia? Esta leyenda urbana hace parte de una de las grandes mentiras de todos los tiempos en nuestro país.

Este sofisma no solo lo han creído los colombianos. Curiosamente en Ecuador, Perú, Uruguay y otros países de Latinoamérica la gente piensa que su himno es el segundo más hermoso después del cántico francés.

No se sabe exactamente cuándo empezó a difundirse este mito. Según Hernán Olano, profesor de Historia de la Universidad de la Sabana «esta leyenda urbana se tuvo que haber difundido hacia 1920 cuando sale la Ley 33 que oficializa los símbolos patrios».

En contraposición a lo que piensa la mayoría, en 2012 el diario británico The Telegraph incluyó al himno escrito por Rafael Núñez y compuesto por Oreste Síndici en la lista de los 10 más feos del mundo.

El artículo se basó en las calificaciones que hizo Philip Sheppard, organizador de los himnos nacionales en los Juegos Olímpicos de 2012. La noticia produjo tal estupor que el compositor británico recibió amenazas desde Colombia.

Más mentiras sobre el himno nacional

Publicidad

El pasado 11 de noviembre el himno nacional cumplió 130 años y son varias las inconsistencias que se han ido conociendo sobre su creación:

  1. La composición no fue elaborada para celebrar la independencia de Colombia sino la de Cartagena.
  2. Según el escritor Ricardo Silva, el italiano Síndici habría plagiado la música del himno de una ópera de Donizetti, nombrada Belisario,

Más allá de si el mito se dio producto de una estrategia para generar nacionalismo o si se debió al error de un periodista, lo cierto es que por tradición y trascendencia el himno nacional de Colombia tiene un valor importante en las mentes de nuestra gente.

Lea más notas en el Canal 1