Estilo de Vida

Cinco beneficios de comer las semillas de la sandía

- 14 de noviembre del 2019

Cada vez que comemos un trozo de sandía es normal dejar las semillas a un lado pensando que no es rico consumirlas, pero son varios los estudios que señalan que tienen varios beneficios.

En este artículo reunimos algunas razones del porqué no debes dejarlas a un lado si quieres retrasar los signos de envejecimiento, mejorar tu sistema inmune y llenarte de energía.

Beneficios de las semillas de la sandía

Son ricas en proteínas, lo cual ayuda a la regeneración de tejidos y al desarrollo muscular. Son recomendadas para las personas que realizan una fuerte actividad física.

Asimismo, comer las semillas ayuda al sistema inmune gracias a su nivel de zinc. Además, aporta antioxidantes que retrasan los signos de envejecimiento.

Por otro lado las semillas son un antidepresivo natural. El resultado de hervir las semillas de la sandía es una fuente de vitaminas del grupo B, las cuales contienen serotonina, conocida también como la hormona de la felicidad.

Gracias a su fuente de fibra favorecen el tránsito intestinal, mejoran la digestión y combaten el estreñimiento.

Finalmente, su consumo regula los niveles del colesterol en la sangre gracias a las grasas saludables que aporta.

Quizás te interese: La arepa, el carbohidrato más asequible y más presente en la mesa de los colombianos