Un hombre identificado como Thomas Alexander, de 66 años, murió por un ataque de un ciervo, según informó el diario The Washington Post.

Todo ocurrió porque el cazador pensó que había matado al cierto y se acercó a él, pero seguía vivo y lo atacó. Así lo conformó Keith Stephens, portavoz de la Comisión de Pesca y Caza de Arkansas.

El hecho sucedió exactamente en el bosque de Yellville, en Arkansas, en donde había practicado la caza durante varios años.

Según las versiones preliminares, el hombre no habría esperado los 30 minutos recomendados por la Comisión de Caza antes de acercarse a un animal impactado.

“Puede que haya hecho eso (esperar los 30 minutos), pero evidentemente el ciervo no estaba muerto (…) encontraron varias heridas punzantes en el hospital; se supone que los ciervos lo hirieron con sus astas”, dijo Stephens.

Cabe recordar que la época de caza legal en Arkansas se extiende del 19 al 27 de octubre.

Te recomendamos seguir viendo:

Gobierno pide a la Corte Constitucional que se prohíba la caza deportiva