Cerca de 66 muestras fueron necesarias para que los investigadores de la Universidad de Nueva York determinaran que los cajeros electrónicos son focos de contagio del COVID-19.

Los teclados de los cajeros guardan microbios y parásitos que pueden causar afecciones a la piel, entre otras enfermedades como el coronavirus.

 

 

Los expertos recomiendan usar siempre alcohol con un pañito húmedo para limpiar el teclado y la pantalla a la hora de usar los cajeros electrónicos.

Asimismo, los expertos piden que las personas eviten hacer las transacciones en los cajeros y que lo hagan de manera virtual.