La décima versión del ‘Festival Estéreo Picnic, un mundo distinto’, se llevó a cabo en un escenario diferente por primera vez en su historia, con el propósito de darle mayor comodidad y espacio a los espectadores.

Esta vez se realizó en el Campo de Golf Briceño, cerca al municipio de Tocancipá, sobre la Autopista Norte vía Sopó.

Pero, ¿sirvió el cambio?

La mayoría de asistentes vio satisfactorio el cambio de escenario en muchos sentidos; más espacio, mejor sonido, más atracciones y curiosidades, mejor zona de comidas y muchos stand de cocteles y otro tipo de bebidas.

Sin embargo, el clima fue un gran factor: aunque era tradicional que lloviera en todos los festivales, en este sólo cayó una ligera lluvia el primer día que empantanó algunos sectores -los parqueaderos, principalmente- pero mejoró en los dos siguientes días.

En el tema específico de escenarios, la cosa parece haber mejorado también. Los asistentes aseguran que el sonido fue mucho mejor y que la gran distancia que había entre un escenario y otro (unos 10 minutos caminando) también daban más espacio para disfrutar.

Un escenario descubierto, pero con una potencia de sonido impresionante, fue ejecutado por la empresa de telefonía móvil Tigo, que puso su marca en todos los rincones del parque.

Por su parte, Adidas marcó el segundo escenario -fue cubierto- y buscaba cobijar a los asistentes del agua, aunque no llovió. Eso hizo que se sintiera algo apretado, por lo que la lluvia le dio preferencia al de Tigo, en donde se presentó el Grupo Niche en el segundo día, quizás el más esperado de los tres.

¿Y el transporte?

En entrevista con La W, el empresario Gabriel García, miembro de Paramo, organizadores del Estéreo Picnic, aseguró que haberlo trasladado se convirtió en su mayor reto, pues era más lejos de la capital. Sin embargo, la respuesta y los resultados fueron satisfactorios.

Explicó que la calzada de la vía de acceso es más amplia que donde se hacía tradicionalmente, por lo que la movilidad y los tiempos de traslado mejoraron.

Los números hablan por sí solos

Según cálculos de los organizadores, el domingo se rompió el récord de asistencia en la historia del FEP.

“Rompimos récord el domingo, tuvimos cerca de 32 mil personas, sin duda ha sido el día más concurrido”, afirmó el empresario, explicando que se trata de un crecimiento cercano al 7 %.

En todo caso, se cumplen 10 años del festival de música alternativa más grande de Colombia y ahora uno de los más grandes de Latinoamérica y cada vez mejora más. Si no lo conoce, hay que ir, y si ya lo conoce, seguramente terminará siendo un ‘Creyente’ más a la hora de comprar las boletas.

Puedes revivir: (VIDEO) La salida llena de barro que colmó la paciencia de los asistentes al Estéreo Picnic 2018