La Negra Candela reaccionó al polémico video de Álvaro Lemmon, más conocido como ‘El hombre caimán’, donde está vendiendo mochilas en las calles de Santa Marta.

El video, posteado en Facebook por un influenciador, mostraba la supuesta precaria situación económica por la que estaría atravesando Álvaro Lemmon.

En el clip, que dura más de 6 minutos, el humorista aseguraba que desde que fue sacado de su anterior trabajo intenta vivir con $20.000 o $30.000 diarios que le dejaba la venta de mochilas.

Las lágrimas de Álvaro Lemmon conmovieron al influenciador que le hizo el video y le prometió que crearía una página de Facebook para que monetizara sus contenidos.

Una vez el video se convirtió en viral, los colombianos se solidarizaron con ‘El hombre caimán’.

Algunos recordaron que Lemmon dio muchas alegrías en los hogares los sábados en las noches cuando hacía sus rutinas de humor. Por lo que quisieron contactarlo para brindarle cualquier ayuda.

La Negra Candela reacciona al video de Álvaro Lemmon

Pero ese no fue el caso de la periodista La Negra Candela, quien dejó al descubierto que todo se trataría de una estrategia.

La comunicadora aseguró que Álvaro Lemmon no pasa un mal momento económico, pues dijo, es un hombre pensionado.

“Nuevamente ha subido un video en el cual, en mi opinión, está limosneando, siempre aprovechando y con la historia de que lo echaron del trabajo y que yo sepa está pensionado y no es cualquier cantidad porque no son cinco pesos lo que le dan a él mensualmente por haber trabajado tanto tiempo”, relató La Negra Candela para el medio en que trabaja.

Además, calificó de ofensivo el video de Álvaro Lemmon donde simula dar lástima a los colombianos.

“Esto no solo es muy triste sino muy ofensivo para las personas que trabajamos en un medio, que uno se esté quejando públicamente todo el tiempo cuando uno sabe que tiene muy buena pensión”, indicó.

César Corredor se fue contra su excompañero ‘El hombre caimán’

El también humorista César Corredor confirmó que su excompañero tiene una pensión.

“Álvaro Lemmon es nuestro compañero y es parte del elenco antiguo de Sábados Felices, pero salir a victimizarse y a quedar en ridículo y hacernos quedar a todos los compañeros así porque de pronto llevó una mala vida, una mala administración económica de su vida es muy mal hecho, porque él tiene una pensión”, contó.

Corredor defendió a la empresa para la que trabaja asegurando que no le renovaron el contrato a Lemmon porque nunca modificó sus rutinas.