contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Deportes

La historia de amor de un jugador croata que se hace viral en redes sociales

Foto: Instagram/@raquel_mauri

17-Jul-18

Ivan Rakitić y su esposa, la española Raquel Mauri, se roban la atención luego de que protagonizaran una tierna escena de amor durante la celebración del subcampeonato croata en Zagreb.

Mira también: La alocada y peligrosa celebración de Luka Modrić en su regreso a Croacia

La mujer, que acompañó al jugador del Barcelona durante la Copa del Mundo en donde Croacia finalizó en segunda lugar, estuvo junto a su pareja en la capital del país europeo, en el gran recibimiento de los hinchas. Allí se tomó una fotografía del volante y la mujer que destapó la historia de amor detrás de esta tierna pareja.

Foto: Instagram/@raquel_mauri

En redes sociales se hizo viral la historia de la conquista de Ivan Rakitic a la, en ese entonces, camarera de un bar de Sevilla, ciudad a donde el futbolista llegó procedente de Alemania para jugar en la Liga de España.  

Esta es la historia tomada de un extracto de un artículo escrito por el futbolista  en The Players Tribune en 2017:
 
“Fue el año 2011. Yo tenía 21 años. Llegué a España muy tarde – como a las 10 de la noche. Había estado jugando para Schalke en Alemania los 4 años pasados, y Sevilla estaba al punto de ficharme al día siguiente.
 

Foto: Instagram/@raquel_mauri

Por alguna razón, estaba con nervios después de cenar, y sabía que no podría dormir. Entonces, le dije a mi hermano, “Tomamos una copa y después ya iremos a dormir.” Estas palabras me cambiaron la vida. Porque la mujer que esa noche trabajaba en la barra era … Vaya, de otro mundo! 
 
Pero no podía decirle nada más que “hola,” porque no sabía nada de castellano. Hablaba alemán, inglés, italiano, francés y serbocroata, pero nada de español. Fue terrible.
 

Después yo señalé hacia la barra y le dije, “Ves a nuestra camarera? Yo voy a jugar aquí para el Sevilla, y me voy a casar con esta mujer.” Mi hermano estaba riéndose. Me dijo, “Vale, como tu digas.”
 
Al día siguiente, firmé el contrato con el Sevilla, y viví en ese hotel durante tres meses, mientras buscaba una casa. Cada mañana me acercaba al bar a tomar café o Fantas para ver a la hermosa camarera. Solo sabía su nombre: Raquel. Ella no hablaba nada de inglés, y yo nada de español.

Probablemente le pedí salir conmigo unas 20 o 30 veces. Nunca me dijo “no,” pero siempre tenía alguna excusa. Después de 3 meses, me trasladé a mi casa, y me acuerdo que me sentía muy triste porque pensaba que tal vez esto había acabado. Pero no lo dejé. Todavía conducía al hotel para tomar mi café de siempre!

 
Un día, finalmente, Raquel me explicó por qué no saldría conmigo. Me dijo, “Eres un futbolista. Puedes moverte a cualquier país el año que viene. Lo siento, pero no.” Ya sabes, no soy el tío más grande del mundo. Así que pensaba, “Tal vez piensa que no soy muy bueno y el Sevilla me vende el próximo verano!
 
Una gran parte de mi motivación fue encajar con el equipo y conseguir que esa chica cenara conmigo.  Literalmente, me tomó 7 meses conquistarla. Eso fue lo más difícil que he hecho en mi vida. Fue más duro que ganar la Champions”.

 

También te puede interesar