Ad
Ad
Ad
El 1 Opina

La silenciosa crisis educativa de Bolívar 

Tatiana Velásquez
Cofundadora de La Contratopedia Caribe.

Ad

El retrasado inicio de clases en las escuelas públicas de Bolívar por la contratación tardía del Programa de Alimentación Escolar; cuatro protestas de maestros y padres de familia, entre febrero y abril; y la falta de recursos propios para garantizar mayor cobertura de aseo y vigilancia son solo algunas evidencias de la silenciosa crisis que vive el sistema educativo público en Bolívar. Silenciosa porque es una crisis sin suficientes reflectores periodísticos alumbrándola. 

La protesta más reciente ocurrió el 20 de abril. Ese día un grupo de docentes de la Institución Educativa Técnica Agropecuaria de Macayepo, en la zona de Alta Montaña, en Montes de María, le informó a La Contratopedia Caribe que desde el 18 de ese mes las clases estaban suspendidas, para presionar a la Secretaría de Educación con el nombramiento de dos docentes y la contratación de los servicios de vigilancia y aseo. 

Esa era la segunda protesta en la escuela este año. Antes de Semana Santa se habían manifestado porque les faltaban aún más profesores: Educación Departamental les solucionó parcialmente el problema nombrando a tres.

También en Montes de María, en María La Baja, hubo protestas por la falta de vigilancia y aseo. El 29 de marzo, estudiantes y padres se volcaron a la Troncal de Occidente, que comunica a Bolívar con Sucre. Uno de los maestros denunció que ya habían sido víctimas de robos y que todas esas carencias estaban afectando el buen desarrollo de las clases. 

Y en febrero, a las afueras de la sede de la Gobernación de Bolívar, en Turbaco, los docentes protestaron porque no tenían garantizados los servicios de aseo ni vigilancia en todas las escuelas. Además, comenzarían clases el 20 de febrero, casi un mes después de la fecha inicialmente proyectada por la secretaria de Educación Verónica Monterrosa, por falta de planeación de ella y su equipo al no garantizar recursos propios que les evitaran depender tanto de los giros de Bogotá al contratar el PAE.

Y no hay cobertura total de aseo ni vigilancia por dos razones: los montos de la Nación a través del Sistema General de Participaciones (SGP) no son suficientes y el Departamento destina pocos recursos propios para esos servicios, porque para el gobierno de Vicente Blel su prioridad ha sido invertir los dineros de libre destinación en un ambicioso plan de infraestructura educativa que ejecuta desde 2021 con varios traspiés, por más de $300.000 millones

Sin embargo, todas esas obras de reparación y construcción de colegios debían estar listas a finales de 2022. Hasta la fecha solo una parte de las refacciones está lista y el gobernador aún no comienza a cortarles la cita a las escuelas nuevas. 

Hoy, por lo tanto, hay zonas de Bolívar sin cobertura de aseo ni vigilancia. Y sin infraestructura educativa renovada.

*Las opiniones expresadas en las columnas son responsabilidad exclusiva de los autores, y no representan el punto de vista ni la posición del Canal 1.

Temas Relacionados:

Ad
Siguenos en Google News