Ad
Ad
Ad
Ad
Mundo

“Mi novio mató a mi hijo, pero me enviaron a mí a la cárcel”

Ad
“Mi novio mató a mi hijo, pero me enviaron a mí a la cárcel”

Rebeca Hogue, durante las primeras horas del 2020, llegó a casa después de un extenuante turno de mesera de 12 horas en un casino de la ciudad de Norman, en el estado de Oklahoma. A la mañana siguiente, al despertar se dio cuenta de que su hijo no estaba respirando.

Un reporte del forense concluyó que la causa de la muerte del bebé había sido un traumatismo causado por un objeto contundente, además hallaron rastros del cabello del niño en la pared de la casa de Hogue que compartía con su novio.

Le puede interesar: Presidenta del Congreso de EUA, Nancy Pelosi, da positivo por COVID-19

Hogue menciona que ella no tenía conocimiento de que algo hubiera ocurrido con el bebé, entonces llamó a su novio, rogándole que se reuniera con ella en el hospital de forma urgente. Pero no tuvo atención de llamado alguno por parte de su pareja.

Días después el cadáver del que era llamado su pareja fue encontrado cuatro días después en el suroeste de Oklahoma. Aparentemente se había suicidado.

Tiempo después un fiscal dejó claro que la muerte del niño fue ocasionada por su propia mamá. Pero aún así en uno de los arboles de la montaña donde fue encontrado su ex-pareja estaban escritas las palabras “Rebeca es inocente”.

Pero, ¿Por qué se toma esta decisión? según la legislación de algunos estados, los padres que faltan a la hora de proteger a sus hijos de un abuso, son acusados del mismo crimen que se cometa contra los menores.

Temas Relacionados:

Ad
Siguenos en Google News