Publicidad
Noticias

Ejército asesta primeros golpes al Clan del Golfo, luego del fin de la tregua

Las autoridades capturaron en el Urabá a alias “Andrés”, presunto coordinador de sicarios de este grupo ilegal, considerado hoy el mayor cartel de narcotráfico.

Publicidad
Abatidos al menos nueve integrantes del Clan del Golfo tras un operativo en Antioquia

Militares abatieron a dos miembros del Clan del Golfo y capturaron a uno de sus cabecillas en el reinicio de las operaciones ofensivas contra el cartel de narcotraficantes más poderoso de Colombia, informó el Ejército Nacional.

El gobierno había acordado un cese al fuego bilateral con esa organización desde el 1 de enero, pero el presidente Gustavo Petro le declaró nuevamente la guerra el domingo por sus ataques contra la población civil y la fuerza pública.

El lunes las autoridades capturaron en el Urabá (noroeste) a alias “Andrés”, presunto “coordinador de sicarios (…) de este grupo ilegal”, detalló el ejército en un comunicado.

El mismo día “en el sur de [el departamento de] Bolívar (norte) tuvimos un enfrentamiento” que dejó dos miembros del clan muertos, dijo en un video enviado a medios el general Luis Ospina, comandante del ejército.

“El compromiso de las tropas (…) será el de seguir desarrollando operaciones militares”, aseguró el coronel Luis Cifuentes, el oficial a cargo de la operación.

Más tarde el ejército informó que un soldado que estaba de descanso y en estado de “indefensión” fue asesinado por sicarios que “al parecer” pertenecen al Clan del Golfo en Montería (noroeste).

Los desencuentros entre el gobierno y los narcotraficantes estallaron en la región del Bajo Cauca, en el departamento de Antioquia, donde mineros ilegales que, según Petro, son patrocinados por los narcotraficantes aterrorizan a pobladores, han bloqueado vías y el domingo dispararon contra una patrulla militar.

Según el ministro de Defensa, Iván Velásquez, hay 10.000 uniformados de la policía y el ejército en esa zona.

Tras acordar el cese al fuego, Petro quería sentarse a negociar con esa banda narco de origen paramilitar, responsable de la exportación de unas 700 toneladas anuales de cocaína, según datos oficiales.

El mandatario también anunció una tregua con la guerrilla del ELN, que días después negó haber pactado el cese al fuego.

Hoy mantiene un pacto de no agresión con disidencias que no firmaron el acuerdo de paz con las FARC en 2016 y un grupo paramilitar de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Al reactivar las operaciones contra el Clan del Golfo, Petro confrontó al mayor cartel del narcotráfico de Colombia, el principal productor de cocaína en el mundo.

Según estudios independientes, los tentáculos de esa organización llegan a casi todos los departamentos del país, incluso a la capital, Bogotá.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News