En el municipio de la Calera, a pocos minutos de Bogotá, existe un lugar que se dedica a darle el último adiós a las mascotas. Mira cómo funciona y cuáles son los cuidados y homenajes que hacen para despedir a nuestros peludos amigos: