El viernes estuvo marcado por muchas sorpresas, ya que los Guerreros se enteraron de que habrá un ganador cada dos semanas en vez de cada una. Además midieron sus dotes vocales en la nueva prueba de «Tarareo», en la cual cada participante debía «tararear» una canción y su equipo tenía que adivinar.