Una modalidad que consiste en conseguir personas incautas que luego intercambiaban fotos íntimas, pero lo que no sabían es que luego las iba a extorsionar. Este hombre les pedía hasta montos de más de $2’500.000 para no publicar sus imágenes.  Estas son las recomendaciones de las autoridades.