La vida de Yarlenis Bermejo cambió dramáticamente luego de que su expareja la quemara con un ácido en enero de 2015, quien asegura que a todo el calvario que vivió con ese hombre, ahora no tiene empleo debido a que nadie la contrata y que siente mucho temor de salir a la calle y ser señalada