Se invirtieron 40 mil millones de pesos en la consulta liberal en la que se escogió a Humberto de la Calle Lombana como el candidato presidencial por ese partido. Sin embargo, la jornada estuvo marcada por el abstencionismo, pues solo participaron 2% de las personas que podían votar.