Es cierto que debe haber una revisión periódica del funcionamiento del gas natural, ya sea para la estufa o para el calentador de agua, pero debe tener en cuenta quién lo hace, cómo lo hace y cada cuánto. «Primera hora» le explica bien para evitar problemas.