La historia amorosa de Margalida Castro no es normal: se casó dos veces, pero lo que sucedió en la primera se volteó completamente en la segunda.

Del primer matrimonio le quedaron dos hijas y no tan gratos momentos de un hombre violento, pero en el segundo matrimonio cambiaron los papeles.

“Las santandereanas como yo no teníamos marido sino víctima, entonces preferí vivir sola para no hacerle tanto daño”, confesó.

Mira en el video el resto de declaraciones sobre sus celos excesivos y todo lo que ello contrajo.

Te puede interesar:

Por esta razón, Marcelo Cezán y Michelle Gutty se volverán a casar

Publicidad