Las cifras de robo de celulares siguen aumentando, de hecho se estima que cada día se hurtan más de 216 celulares y el cosquilleo sigue siendo la modalidad preferida por los delincuentes para cometer estos delitos.