Tatán Mejía tiene un juego con su hija en el que deben decirle ‘sí’ a todo lo que pida el otro.

Helados, estilos de ropa, juguetes y hasta aprender a montar caballo, son algunas de las extrañas peticiones que se hacen el uno al otro.

¿Estarías dispuesto a jugar esto en tu casa?