La actriz Maru Yamayusa asegura que la vida de su hija es un milagro. Catalina nació a los cinco meses y necesitaba de una operación, pero sus condiciones de peso no eran ideales para practicarla. Maru dice que gracias a su fe, su hija logró alcanzar el peso ideal y la operación fue un éxito. 

No obstante, juntas han tenido que pasar por muchos momentos de dificultad y gracias a la fe han superado las adversidades.