Jhonatan era un joven taxista de 31 años y padre de tres niñas cuando falleció en extrañas condiciones. Su tío el ex concejal,  Lucho Díaz asegura que las investigaciones deberán seguir porque no se sabe cuál es la responsabilidad de la policía en la muerte de este ser querido al cual quería como un hijo.