Los celulares son los objetos más robados en toda Colombia y como si fuera poco, la red de delincuencia en torno a este delito ya es internacional y los smartphones que hurtan están siendo exportados para su venta.