En las calles de Bogotá ya suenan los villancicos con José María Villamil, un taxista dispuesto a alegrarle sus recorridos y hasta rezar la novena en los eternos trancones de la ciudad. En su entrevista con A Las 12, nos cuenta como tuvo esta iniciativa.