Una fuerza especial de 300 soldados del Ejército Nacional se encargarán de reforzar la seguridad de los bogotanos en celebraciones de fin de año. Este comando no suplirá las funciones de la policía, sino que estarán enfocados en operaciones especiales urbanas.