En la mañana de este miércoles se confirmaron al menos 217 muertos tras el terremoto que sacudió a México. La so sobra es lo que se respira en las ciudades más afectadas, pues muchas personas, además de perder sus bienes y seres queridos, temen por más replicas.