Según uno de los sindicatos del SITP, los trabajadores son obligados a sacar los buses en pésimo estado. Cada vez son más frecuentes los accidentes por cuenta de fallas en el funcionamiento de estos vehículos de transporte público.