Publicidad
Cargando...
Sin Carreta

La dificil vida de Maritza, trabajadora sexual de 77 años en Colombia

Maritza, de 77 años, comenta que no tiene cómo sustentarse a su edad, no tiene salud, ni pensión para lograr sobrevivir fuera del trabajo sexual.

Publicidad

Maritza, una mujer de 77 años, ha dedicado cinco décadas a la prostitución por necesidad. Sin salud ni pensión, continúa este trabajo para sobrevivir, explica que no tenía opciones cuando era joven y ahora cobra 30 mil pesos más la habitación, llegando a un total de 40 mil pesos. “Si descanso, no como”, afirma doña Maritza.

Ella forma parte de las 27 mil mujeres en Colombia que se ven obligadas a la prostitución para sobrevivir. A su edad, enfrenta el desafío adicional de que los solicitantes son en su mayría jóvenes de 25 a 40 años, mientras que sus clientes recurrentes han fallecido. Maritza, madre de dos hijos a quienes sacó adelante en secreto, revela que la verdad salió a la luz cuando eran adultos, y la abandonaron.

Aunque desea dejar este trabajo, la falta de recursos la obliga a continuar. Maritza lamenta no haber tenido otra elección y plantea un debate sobre la legalización de trabajos sexuales en casos de desigualdad económica. ¿Debería la sociedad considerar leyes que respalden estas situaciones? O más bien debería dejar de existir este medio de trabajo.

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News