Publicidad
Sin Carreta

Bogotá, ¿en venta? En la ciudad está uno de los barrios más costosos de Latinoamérica

#SinCarreta | Colombia tiene cuatro de los barrios más caros para vivir en Latinoamérica, según el valor promedio del metro cuadrado.

Publicidad

En todos los puntos cardinales de la capital pululan los avisos de se vende o se arrienda, lo que muestra una creciente oferta de inmuebles usados destinados a vivienda en la ciudad, que se refleja en los datos estadísticos que maneja el gremio inmobiliario.

En efecto, el mercado de la vivienda usada registra un dinamismo positivo, según Mario Ramírez, presidente de la Federación de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), quien da cuenta que un aumento del 18 % en los desembolsos de crédito para inmuebles usados durante los últimos 12 meses hasta junio.

Estos desembolsos, que materializan las transacciones de compra – venta de casas y apartamentos, aumentaron en un 30 % durante el periodo entre enero y junio de 2023.

Colombia tiene cuatro de los barrios más costosos para vivir en Latinoamérica, según el costo promedio del metro cuadrado, y están situados en las principales ciudades: en Bogotá, el barrio El Chicó ofrece inmuebles desde $13,3 millones, en Medellín El Poblado con $8,7 millones, en Cali está el barrio Pance con $7,2 millones y en Barranquilla El Prado con 7,1 millones de pesos por metro cuadrado.

Pero el auge de la vivienda no presenta el mismo dinamismo en los inmuebles nuevos. Según Camacol, gremio de las constructoras, durante el primer semestre de 2023 se vendieron 64.266 unidades, una caída del 53,3 % respecto a las 137.531 comercializadas en el mismo periodo de 2022.

De acuerdo con los gremios del sector, hay segmentos de la población como los jóvenes, que prefieren vivir en arriendo a comprar casa o apartamento. De hecho, Fedelonjas estima que en Colombia cuatro de cada 10 hogares viven en alquiler, ante los altos costos de los inmuebles y las dificultades para acceder a un crédito hipotecario.

Pero en ocasiones se presentan situaciones como la denunciada por una joven en Bogotá, quien compró sobre planos un apartamento y después de pagar 20 cuotas de manera anticipada, la constructora le notificó que el inmueble adquirido subió 38 millones con respecto al valor pactado inicialmente, con el argumento de que se trata de un “ajuste por inflación”.

En Bogotá se encuentra una variada oferta de inmuebles para vivienda, incluso las llamadas “cajas de fósforos”, como se conoce popularmente a los apartamentos extremadamente pequeños.

Sobre la Calle 13, entre avenidas Boyacá y Ciudad de Cali, una valla anuncia apartamentos nuevos en venta por 200 millones de pesos, de apenas 38 metros cuadrados, un tamaño comparable con un vagón de Transmilenio.

Le puede interesar: Trump fue arrestado después de entregarse en una cárcel de Georgia

Temas Relacionados:

Publicidad
Síguenos en nuestro canal de WhatsAppSíguenos en Google News