Hoy hace 15 años, ocurrió uno de los peores atentados terroristas de la historia del país, el atentado al Club El Nogal.

Fue un ataque terrorista realizado con un carro bomba que se encontraba en uno de los parqueaderos del club. 36 personas murieron y 200 resultaron heridas. En julio de 2004 la Fiscalía acusó al Secretariado de las Farc de haber ordenado a miembros de esa organización la realización del atentado. Posteriormente las Farc reconocieron su autoría.

Esta noche en Pregunta Yamid, Bertha Fríes, vocera de la asociación de víctimas de El Nogal y Carlos Antonio Lozada, miembro del desaparecido Secretariado de las Farc, narran desde su posición lo que sucedió esa noche.   

“Recuerdo que fue una noche lamentable, una noche en donde uno no se esperaba que eso fuera a ocurrir (…) recuerdo que me cayó una pared encima, se me quebró la columna, entré a la clínica del Country por cuadriplejia, ese fue mi diagnóstico, y que la vida, como dicen coloquialmente, se me volvió cuadritos (…) no estábamos invitados a esta guerra. Recuerdo el infierno en distintas dimensiones”, indicó.

“Llegué a un nivel de tratar de cometer suicidio”, agrega Fríes.

Por su parte, Lozada manifiesta que “ver estos hechos después de 15 años, teniendo de por medio un acuerdo de paz ya firmado, que puso afortunadamente fin a ese largo y doloroso conflicto de más de medio siglo, nos permite comprender la barbaridad y la inhumanidad de la guerra, por eso para entender lo que sucedió en ese momento hay que ver el contexto que se vivía”.

Explica que estaban recién salidos del intento de solución política en el Caguán y “dicho por el presidente Pastrana, una vez lograron la reestructuración del aparato bélico del Estado se desató lo que terminaría siendo la última gran operación militar. Fue programada para seis años y se prolongó por casi 10”.

Lozada manifiesta que bajo ningún contexto hay justificación para este hecho y que para llegar a firmar un acuerdo de paz, “partimos del reconocimiento de que necesariamente en un conflicto tan prolongado y que alcanzó esas dimensiones, nos equivocamos, la alternativa que nos queda, firmada la paz, es dar la cara”.

Con respecto a los hechos de los últimos días, en donde el pueblo colombiano ha rechazado con insultos y arengas, en distintos lugares, la campaña política del ahora partido Farc, y frente a la pregunta: ¿cómo le pide uno a la gente que olvide?, Lozada manifiesta que sabía que no iba a ser un proceso fácil.

“No ignoramos cómo se ha generado un clima de rechazo y de resistencia hacía nosotros; lo aceptamos y estamos dispuestos a encararlo cuando eso nace de manera espontánea de la gente, ese es el costo y es el reto que asumimos”.

Sin embargo, aclaró que no aceptan las manifestaciones y acciones de otros partidos políticos, “comienza a aparecer, no una manifestación de rechazo espontaneo de la gente hacia las Farc, sino una acción planificada ejecutada premeditadamente que busca generar una matriz mediática para decir: a esta gente no la queremos”.

Finalmente, Bertha Fríes, como víctima asegura con respecto a los acuerdos que  “hay cosas que nos gustan y no nos gustan, pero a cambio de que no estén en el monte echando bala, secuestrando, extorsionando, siendo terroristas, yo después de que puse el cuero si digo, prefiero que estemos en confrontación política mas no de armas”.

“Gracias a que los acuerdos se firmaron yo logré sentarme con las Farc y firmar un acuerdo de cómo ellos nos iban a decir la verdad y además no cualquier verdad, nosotros no hubiéramos podido hacer eso si no logramos un acuerdo”, añadió.

VEA MÁS EN EL VIDEO