Luego de que el DANE entregara el balance de la economía en 2017 y se estableciera que, pese al crecimiento de la misma, fue un año difícil, la ministra de Comercio, María Lorena Gutiérrez, indicó que el 2018 será el año de la recuperación de este sector.

Según las cifras entregadas hoy por el DANE, la economía colombiana creció 1,8 % con respecto a 2016, sin embargo, en términos generales no fue fácil, frente a esto la ministra aseguró que “las perspectivas para el 2018 son mejores”.

“Veo señales por todos lados de la recuperación de la economía, en el consumo de energía, hasta en la encuesta de la confianza a los consumidores. Veníamos negativo y ya estamos subiendo, tengo muchas expectativas de que estamos en la plena recuperación de la economía de un año muy difícil que fue el 2017”.
Explica que parte de la desaceleración de la economía es porque el consumo bajó, específicamente en sectores donde golpea el contrabando, sin embargo, hay una lucha constante contra esta tendencia.

“Entraban 22.000.000 de pares de zapatos al país de bajo costo, es decir, menos de un dólar, y el año pasado solo entró menos de un millón, es decir, dejamos que no entraran 20.000.000 de pares que era una competencia desleal con nuestra industria”, indicó.

“Nos concentramos desde el segundo semestre del año pasado en hacerle un seguimiento micro al tema del contrabando, el año pasado de los grandes operativos fueron contra confecciones y calzado, la mayoría en Buenaventura. (…) ahora estamos concentrados en la carne, el acero y plásticos”, agregó.

Otro punto importante es el decreto dictado hoy por el Gobierno, el cual, elimina el arancel para más de 400 productos, “hace parte de los programas de Colombia Repunta para apoyar a la industria y consiste en eliminar los aranceles de las materias primas o los bienes que importan las empresas para producir”, explicó Gutiérrez.

Manifestó que “esto beneficia muchísimo a la industria” porque al no pagar el arancel cuando se importa la materia prima, el producto es más competitivo y sale más económico producirlo.

Finalmente la ministra invitó a creer en la industria colombiana y a evitar comprar contrabando porque “acaba empleos, acaba industrias, financia mafias y financia el comercio ilícito. Cada vez que uno compra unos tenis de contrabando no sabe el daño que le hace a la economía y a la seguridad del país”.