Jennifer López deslumbró en las redes sociales con un diminuto bikini negro.

La prometida de Ben Affleck demostró que a sus 52 años está mejor que nunca.

Asimismo, deja en firme que la edad es, simplemente, un tema de actitud.

Previo al llegar al altar, Jennifer López dejó a sus más de 210 millones de seguidores en Instagram con la boca abierta.

La diva del Bronx decidió dedicar la última publicación en redes a sus sensuales curvas, al lucir con un pequeño bikini negro.

Jlo usó una larga bata negra que solo le tapó lo necesario y llevó unos imponentes tacones, para posar junto a la piscina.

El último contenido de Instagram se trató de una pasarela de Jennifer López para presumir su cuerpazo.

Como era de esperarse, la artista acumula más de 3 millones de ‘likes’ en esa red social.