Potro se metió en problemas con su novia Barbie, luego de que ella se enterara que al guerrero le gustó otra guerrera.

El santandereano Carlos Castro, más conocido como Potro y su novia Paola Usme, y a quien conocen como Barbie, vivieron un momento muy incómodo y todo por someter al León a un detector de mentiras.

El generador de contenido y también actor lleva casi cuatro años en el reality del Canal 1 y si bien desde ese tiempo solo se le ha conocido a Barbie como su novia, parece ser que él tuvo ojos para otra guerrera también.

Potro en sus cuatro años como Guerrero, además de ganar miles de seguidores, también se ha ganado el corazón de muchas mujeres.

Este competidor, además de tener uno de los cuerpos más trabajados de Guerreros, también ha demostrado ser uno de los más fuertes, agiles e inteligentes del programa.

Cualidades que enamoraron desde hace tiempo a la hermosa paisa Paola Usme y con quien pasa uno de los mejores momentos de su relación.

En sus redes sociales, suelen publicar constantemente todo tipo de contenido en pareja, ya que muchos de estos son pautados por marcas comerciales.

Retos virales, bailes, bromas, cocina y viajes, son algunas de las cosas que comparten juntos con sus seguidores.

Uno de los retos que está de moda entre los integrantes de Guerreros es someterse a un detector de mentiras, el cual cada vez que detecta una alteración en la frecuencia cardiaca genera una descarga eléctrica, anunciado que la persona mintió.

Esta vez el turno fue para Potro y tuvo que contestar varias preguntas incómodas, mira en este video cómo le fue.

Suscríbete a nuestro Canal de YouTube