En Missouri, Estados Unidos, un pequeño avión tuvo que aterrizar de emergencia en una enorme autopista en la cual transitaban varios vehículos.

El avión, según el plan de vuelo, apenas logró estar en el aire durante tres minutos antes de comenzar a presentar graves fallas. Ante el riesgo de un accidente trágico y la imposibilidad de regresar al aeropuerto, el piloto decidió aterrizar en una autopista interestatal.

Si bien varios vehículos, incluido el que grabó el instante, se desplazaban por la vía en ese momento, ninguna persona resultó lastimada. Esto, según las autoridades locales, es “un milagro”, dado el alto flujo vehicular de la carretera.

Mira el video del momento que por fortuna no terminó en tragedia: