Los niños y adolescentes se verían afectados por la tecnología, debido al excesivo uso de ella en edades tempranas.

Teléfonos celulares, computadores, tabletas y más dispositivos han sido utilizados de manera desproporcionada en los últimos años.

Mientras que un niño de dos años usa unas tres horas estos aparatos, entre los ocho y doce años esta cifra sube a más de cinco horas.

La cifra aumenta a casi a siete entre los adolescentes, por lo cual se prenden las alarmas entre los expertos.

Según libros como ‘La fábrica de cretinos digitales’, «el uso de la tecnología, lejos de ayudar al desarrollo de los niños y estudiantes, produce graves complicaciones de toda índole».

Mira el video y conoce detalles de este importante informe de ‘El Valor de la Verdad’