Una entidad asiática aseguró que los tapabocas pueden ser mortales para los menores de 2 años, ante la dificultad de inhalación y exhalación.

«El uso del tapabocas en los niños menores de 2 años está contraindicado. Dado que tienen vías respiratorias más pequeñas, tener el tapabocas puesto les puede dificultar inhalar y exhalar, lo que llevaría a un ahogamiento”, explicó Marcela Murillo, pediatra de la Universidad Javeriana.

Además, según explicó la experta, el uso de tapabocas podría llevar a un mayor riesgo de que los niños se toquen la cara.

“Definitivamente la mejor medida de protección es el aislamiento social, el uso de tapabocas y lavado de manos por parte de los cuidadores”, puntualizó la pediatra.