Debido al aislamiento de varios meses, se ha evidenciado que las personas que realizan trabajo en casa se exponen a padecer del síndrome de Burnout.

Dicho síndrome, según los expertos, se trata de un agotamiento físico, emocional o mental en el trabajo.

 

 

“Es el agotamiento emocional, la despersonalización o la separación personal que tiene la persona con respecto al resultado que obtiene, a pesar de los esfuerzos”, precisó Luana Polo, líder psicosocial de Positiva.

Además, la persona puede sentir frustración porque los resultados no son los esperados, pese al esfuerzo que realiza en el día a día.

Para evitar caer en el síndrome de Burnout, los especialistas recomiendan desde dormir bien hasta hacer ejercicio.

“Realizar una distribución adecuada de las tareas, para evitar el agotamiento, contar con los recursos para cumplir las tareas, hacer ejercicio y dormir bien”, indicó la experta.