La particular escena se presentó en Moscú, Rusia, donde la Guardia Nacional bloqueó el paso de vehículos para que una familia de patos cruzara la calle.

Los uniformados aseguraron que llevaban mucho tiempo siguiendo a esta familia de aves y que buscaban dirigirlos a un parque de la ciudad para que estuvieran seguros.

Sin embargo, las aves siguieron otro camino y quería cruzar una importante avenida de la ciudad con ocho carriles. Por eso, la policía tuvo que atravesar el vehículo en el que se transportaban para hacerles ‘sombra’ a los dos patos adultos y media docena de paticos para que llegaran a salvo al otro lado.

Así cruzaron la familia de patos una importante avenida en Moscú, Rusia: