A medida de que pasa el tiempo, las investigaciones en torno al Coronavirus son más precisas, por lo ahora aseguran que los profesores tienen más riesgo de contagiar a sus alumnos.

Un grupo de investigadores británicos aseguró que los niños no sería un foco de transmisión comunitaria del COVID-19 tan relevante como los adultos.

Ante esto, resolvieron que en las escuelas, los profesores propagarían más el virus que los alumnos.

Dicho estudio contradice a uno de la Universidad de Harvard que afirmaba que los menores son portadores de grandes cargas virales, incluso más que los pacientes mayores en terapia intensiva.

Los especialistas  indicaron que el número de entornos educativos abiertos en Inglaterra aumentó de 20.500 a 23.400 entre el 1 y el 30 de junio, y el número de niños que asistieron a cualquier entorno educativo aumentó de 475.000 a 1.646.000.

Durante este período, se detectaron 67 casos únicos y 30 brotes entre estudiantes y personal en escuelas de Inglaterra. Es decir, sólo el 0,01% de los entornos educativos abiertos tuvo un foco.

Publicidad

Los detalles de la investigación encuéntrala en ‘El Valor de la Verdad’.