Once personas, seis de una misma familia, fueron desalojadas de su vivienda, luego de que no continuaran pagando el arriendo de donde vivían en el sector de Juan Rey, en Bogotá.

Según las víctimas, lo insólito ocurrió cuando uniformados de la Policía participaron en el desalojo, incluso, golpeando a una menor de edad.

“Nos sacaron, no tenemos donde dormir, me iban a quitar mi hijo, es lamentable que le hayan pegado a mi hija, simplemente porque no tengo un trabajo para sostenerlos ni nada. Lo que le hicieron a mi hija no tiene perdón de Dios, ella es un alma inocente”, dijo a El Valor de la Verdad Leidy Guevara, una de las afectadas.

La mujer y su familia pidieron ayuda de las autoridades para investigar al uniformado que agredió a la menor.